Ignasi Vidal presenta ‘Dignidad’, en el Teatro Marquina.

Hace unos días fuimos a ver la obra de teatro ‘Dignidad’, en el Teatro Marquina, la cual estará en cartelera hasta el 30 de junio, los viernes, sábados y domingos en diferentes sesiones, o sea que nadie tiene excusa para no ir a verla.
En esta ocasión son Fernando Gil y Jorge Kent los que nos invitan a viajar con ellos a las entrañas de la política, nos trasladan a un despacho que podría ser el de cualquier partido político, carta blanca a la imaginación.
La trama comienza con la reunión informal de dos amigos. Por una parte, Francisco, líder de un partido político y esperanza de un cambio para la sociedad, invita a Alejandro, su mejor amigo y mano derecha, a tomarse un Whisky en su despacho. Una cosa lleva a la otra y, después de intercambiar diferentes opiniones, se destapan unas situaciones algo inesperadas por ambas partes, y que, desgraciadamente, amenazarán su larga amistad. Lo que habia empezado siendo una conversación con risas, deseos e ilusiones, termina siendo un tenso intercambio de reproches. 
Lo que más nos gusta de la obra es la incertidumbre que se palpa de principio a fin, nadie se espera nada de lo que va a ocurrir, es pura adrenalina. Además, tanto los actores como la propia obra nos transmiten un gran toque reflexivo que se prolonga hasta el final. 
Una pregunta que tiene gran importancia en esta obra es: ¿A quién traicionarías tú, al amigo que siempre estuvo a tu lado o a tus creencias más profundas? Hay que pensarlo bien, porque la respuesta no es tan sencilla, o al menos no para los protagonistas de esta historia.
Sin embargo, esta obra no es sólo un texto sobre política. Si nos quedamos en eso, es que no hemos entendido nada. Esta obra comienza con un tema principal, que es la amistad, y este tema es el que quiere plasmar el autor, Ignasi Vidal, y quedar constancia de ello, pero no habla de la amistad en modo genérico, sino que expresa cómo le afectan a ésta las ambiciones a nivel individual.
¿Hasta dónde está el ser humano dispuesto a llegar a cambio de lograr las metas que un día se marcó?
Es una bonita sensación la que se nos queda al salir de esta maravillosa obra, ya que a partir de aquí nos queda un gran trabajo reflexivo interior, para algunos más fácil que para otros. ¿Querrás descubrirlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s